Hola, soy Oscar Ovalle y este es un laboratorio para explorar de manera colectiva las posibilidades de la expresión gráfica contemporánea latinoamericana.  La idea fundamental es la de compartir y ampliar el conocimiento sobre las maneras en las que los países en vía de desarrollo económico usan, manejan y crean sus medios de comunicación.  Pretendo contrastar esta información con las vanguardias y las tendencias que los países con alto potencial tecnológico delimitan.

Este blog está dirigido a creadores entusiastas, a diseñadores gráficos y a todas las personas que tengan la necesidad de hacer saber las historias, las actividades y los aspectos que forman parte de sus hábitos personales y/o profesionales desde la perspectiva de su entorno.

¿Por qué es importante compartir información sobre los medios de comunicación visual y la manera en la que nosotros, los latinoamericanos los adoptamos?

Nadie puede dudar que la correcta creación de medios de expresión gráfica nos puede ayudar a generar empatía hacía nuestras causas.  A través de la simpatía, causamos conexiones con las que establecemos comunidades en torno a visiones compartidas sobre temas específicos.  Representados en un esquema general, la comunicación parece un asunto de tareas sencillas: (expreso mis motivaciones, me acerco a otros que como yo tienen necesidades similares, atiendo estas necesidades y genero movimientos); pero en la aplicación, por la cantidad de componentes y criterios a analizar y en especial por la manera en la que estos se relacionan entre sí; podemos inducir que la expresión de ideas se basa en meras interpretaciones subjetivas.

Aunque hay mucho de verdad en la anterior premisa, el estudio de las ciencias de la comunicación hace un esfuerzo arduo y amplio por demostrar que si bien, cuando se habla de la teoría de la expresión, la manifestación y la declaración de ideas no pueden confinarse al rigor de los métodos científicos; pero sí comparten saberes con campos bien definidos de la actuación del hombre.

En este espacio, me propongo a reducir la brecha que existe entre las teorías del estudio de la comunicación que se han abordado en otros países mejor desarrollados (cuando hablo de desarrollo me enfoco explícitamente a la evolución de sus economías como base social) y el conocimiento adoptado, adaptado y retomado en países que como el mío -México-, que tienen otras condiciones y direcciones de lo que su comunicación debe lograr.

Para ponerlo en palabras sencillas reduciré mi objetivo para este blog en el siguiente:  Conocer las características singulares de los usos de medios de comunicación visual en los países latinoamericanos, para reconocer las diferencias de la práctica y el desarrollo del conocimiento, sobre el desempeño de los medios visuales de los países que lideran la vanguardia en este sentido.

Independiente a nuestro nivel de formación, todos recurrimos ocasionalmente a la información casual que se distribuye en internet; sin embargo, pocas veces consideramos las diferencias tecnológicas, prácticas y sociales que nos separan de los países que suelen establecer las vanguardias.  Normalmente nos limitamos a imitarlos, y por el ritmo de vida que llevamos, evitamos reflexionar en que las formas y maneras en las que nosotros absorbemos esta información genera una variación importante en los resultados que obtenemos, y que, al no estar documentados los casos, nos topamos con cuestiones inesperadas.

Términos como “branding” que se puede traducir al español algo así como identidad de marca, a menudo son mal entendidos y peor aún, mal empleados por diseñadores, agencias de mercadotecnia y hasta por las propias empresas que sin saber concretamente a que refieren, solicitan con urgencia su desarrollo.

Este no es un problema sencillo, altera de manera radical el resultado de nuestras operaciones, desde las diferencias en los equipos tecnológicos y la facilidad o dificultad de adopción de nuevas tecnologías, el potencial económico y adquisitivo de nuestra sociedad, el nivel de entendimiento sobre los capitales de nuestros mercados.  Las tendencias culturales, generan grandes discrepancias en las creencias de lo que los medios de comunicación son y deben ser.  Un ejemplo práctico lo encontramos en la dificultad de establecer un costo apropiado por nuestros servicios.

Vale la pena invertir tiempo en esta reflexión porque sólo en el buen desarrollo y uso de los medios de comunicación obtenemos entendimiento de nuestro que hacer o de nuestros clientes.  A través de la exposición correcta de nuestras ideas generamos diálogo y retro alimentación, y sólo por medio de estos logros podemos generar mejores y mayores recursos en su calidad.  Todo lo demás puede resultar dañino en cuanto a los efectos de comunicar lo esencial de nuestros proyectos.

La imagen siempre precede al concepto, por lo tanto, se convierte en una especie de embajadora de nuestras empresas.  Prestar atención en las maneras en las que se desenvuelve y actúa nuestro representante es un buen hábito.

La comunicación asertiva puede resolver problemas complejos que difícilmente otros procesos puedan hacer, tiene el potencial para detectar complicaciones ocultas y revertir sus efectos.  El diseño de medios de comunicación es en sí, es una actividad que por su potencial requiere de mucha dedicación, el creador tiene mucho de crítico, esteta, investigador, planificador y previsor, el diseñador a menudo debe dominar múltiples disciplinas, por lo tanto, desarrolla visiones únicas.

El buen diseño tiene el poder de cuestionar y modificar el status quo, para manipular la situación a su servicio, modifica la cultura y evoluciona el pensamiento concreto, pero es necesario admitir que este tipo de diseño no se encuentra todos los días.  Sobre el último punto hay mucho más que decir, pero esto es sólo una introducción al tema y podemos profundizar después.

Espero que disfrutes de este blog y te sea de utilidad.  Compartir mis reflexiones es importante para mí, y deseo de todo corazón que me ayudes a encontrar conocimiento útil para todos nosotros.